He decidido realizar las publicaciones con un criterio, daré prioridad a las las peticiones que considero necesitan una respuesta más inmediata.

Autónomo o empresa que va a dar el salto a internet, para tener una página web y redes sociales.

La colaboración con profesionales de otros sectores es una buena solución a corto y medio plazo.

Si tienes un negocio, o un servicio que ofrecer, tienes que saber que muchas personas están poniendo en marcha las colaboraciones, es decir, trabajar en equipo, cada uno ofrece una parte, bien producto o trabajo, y se reparten los beneficios, de manera proporcional.

Si quieres hacer una colaboración con personas que te hagan la parte online de tu negocio, osea, la página web y las redes sociales, hay una serie de recomendaciones que te propongo, para que dicha colaboración esté bien planteada desde el principio por ambas partes.

Lo primero es una toma de contacto, una conversación, donde hablas con esas personas y le explicas la idea. A continuación:

FORMALIZAR LA PROPUESTA

Pasos que podéis seguir:

  • Transparencia en las intenciones. Ve de cara. Aunque haga un contrato de palabra, recomiendo que ambas partes muestren de forma clara lo que pueden ofrecer, y realicen un documento escrito, por cada parte con el ofrecimiento. Si tú ofreces la materia prima, por ejemplo, cocinar, y el otro se encarga de hacerte la web y la publicidad y la mensajería, pues ambos tenéis que plantear lo que ofrecéis y qué implicación en horas de trabajo y dinero vais a hacer. De esta manera será mucho más fácil repartir los beneficios, y no tener malentendidos.
  • Una vez que os lancéis el proyecto, tener una contabilidad del trabajo que vais realizando. Por ejemplo, un excel o documento donde hagáis un recuento, diario, semanal, mensual donde anotéis lo que hacéis. Lo suyo es que por ambas partes esté visible. Esto refuerza la confianza en la colaboración. 

A todos nos gusta que sean honestos con nosotros, y si podemos ofrecer lo mismo, mejor que mejor.

Puede que tengas que realizar varias colaboraciones con personas diferentes, para poner en marcha tu idea. Si es así, reproduce el sistema tantas veces como necesites.

IMPLICACIÓN – ¿QUIÉN ES EL DUEÑO?

A veces los proyectos son 50% – 50%, por lo que hay que ir a medias en todo. Valora tu propio trabajo, y respeta también el trabajo del otro, deja que tu colaborador se exprese y ponga valor a su propuesta, y tú sobre eso serás libre de elegir colaborar o no.

Cuando uno tiene más peso. Otras veces hay una parte que tiene más responsabilidad, y se juega más, porque es su negocio y su producto, y contacta con colaboraciones para desarrollar su idea. En este caso lo lógico es que esta parte tenga mayor implicación y control, en base al compromiso de tiempo y dinero, etc. Si consideras que eres la cabeza del proyecto, te hago unas recomendaciones, tienes que saber lo siguiente:

PÁGINA WEB

  • Para diseñar una página web hay que contratar un Dominio y Alojamiento web, a una empresa de internet. Tu dominio será tu dirección en internet (www.loquesea…com) y el alojamiento es sitio donde subir el diseño. Esto viene siendo como el alquiler de un local donde subes tu página para que esté visible en internet y la gente la pueda encontrar. Hay un gasto es inicial, y un mantenimiento anual. Un ejemplo muy conocido de empresa para contratar estos servicios es IONOS, hay muchas más. El diseñador web se encarga de las gestiones, pero te lo explico para que sepas.
  • Asegúrate, que en la propuesta que te hagan las personas que realicen tu página web, que tú seas el TITULAR de los servicios contratados en las empresas de Alojamiento (Dominio y Alojamiento Web). Te recomiendo que te hagas cargo de ese pago, que puede variar dependiendo del negocio, y viene siendo como unos 80€ anuales (varía dependiendo de tus necesidades). Es como tener el contrato del local y las llaves, y luego a las personas que colaboran les prestas las llaves para que te abran el local.
  • Dar de alta este servicio, lo hace la persona que te haga la web, y ella pone sus datos en la empresa donde se contrata, evidentemente necesita las claves en todo momento, para poder trabajar, incluso poner su correo electrónico al principio para realizar toda la gestión y poder hablar con el servicio técnico si lo necesita.
  • A eso le sumas el Diseño de la web en sí. El valor se lo establece quien te haga el trabajo, en base a lo que le pidas.

Si aclaras esto desde el primer momento, a la larga te ahorras muchos dolores de cabeza. Lo sé por experiencia. También al diseñador web, porque es más independiente, si el día de mañana se separa la colaboración, no tendrá que preocuparse de estar pagando unos costes de mantenimiento que no son suyos.

REDES SOCIALES Y PUBLICIDAD

Aquí consiste en seguir los criterios de lo anterior en cuanto a implicación de cada una de las partes. Si la implicación es 50% – 50%, crea cuentas nuevas que tengan que ver con el negocio en cuestión, correos nuevos de la marca donde todos podáis entrar, con claves compartidas, etc.

Evidentemente esto que sugiero no es un plan rígido que se tenga que cumplir al pie de la letra, dale tu toque de creatividad junto a tu colaboración, para que ambos os sintáis cómodos, y con la sensación de que el “contrato/compromiso” os beneficia a las 2 partes.